Amor Divino

AMOR DIVINO

De la mano de una embriagadora y esplendorosa primavera, la tradición cristiana nos recuerda año tras año que el florido mayo es el mes de las madres. Momentos de admiración, reconocimiento, regalos y mucho amor a todas ellas en general y a una madre, muy especial, en particular.

En Abánades existe una ancestral y fervorosa devoción por su patrona, la Virgen de la Merced o Nuestra Señora de las Mercedes, que se remonta hasta su fundación en el siglo XII de la mano de don Gonzalo Núñez de Lara, noble castellano y destacado miembro de la poderosa Casa de Lara.

Detalle de Nuestra Señora de Las Mercedes de Abánades

Durante siglos, la comarca fue zona defensiva y fronteriza entre los reinos cristianos y musulmanes. De ahí los topónimos de muchas de las localidades vecinas: Torrecuadradilla, Torrecuadrada de los Valles, La Torresaviñán, Torremocha del Campo, etc.

Castillo románico de La Torresaviñán

Nuestra Señora de las Mercedes es una de las advocaciones marianas de la Virgen María, equivalente también a la Virgen de la Misericordia. La preciosa talla que podemos admirar hoy en la ermita del mismo nombre fue adquirida en los años 60 del pasado siglo a un prestigioso taller de imaginería y donada por una de las vecinas.

A nivel iconográfico la Virgen de Las Mercedes de Abánades viste un hábito mercedario: túnica y capa, con el escudo mercedario en el pecho. Otro elemento son las cadenas, símbolo del cautiverio. Tocada con corona de reina y con el cetro en la mano derecha. Sostiene en la izquierda al Niño Jesús, que lleva un escapulario con el escudo mercedario en las manos.

Nuestra Señora de Las Mercedes de Abánades

UN POCO DE HISTORIA

Cuenta la leyenda que en 1218, la Santísima Virgen se le apareció a San Pedro Nolasco recomendándole que fundara una comunidad religiosa que se dedicara a rescatar a los cristianos que eran capturados por andalusíes, moriscos, turcos y berberiscos y que luego eran vendidos como esclavos o cautivos hasta cobrar rescate.

San Pedro Nolasco, apoyado por el rey Jaime el Conquistador y aconsejado por San Raimundo de Peñafort, fundó la orden religiosa de Nuestra Señora de la Merced o de las Mercedes. La palabra merced quiere decir: misericordia, ayuda y caridad.

Interior de la recién restaurada ermita de Nuestra Señora de Las Mercedes

Esta comunidad religiosa lleva muchos siglos ayudando a los prisioneros y ha tenido mártires y santos. Primero en Al Ándalus, parte islámica de la península Ibérica; luego en Túnez, Argelia, el norte de África y el levante mediterráneo.

Para liberar a un cautivo, el mercedario estaba dispuesto a canjearse. Así liberaron a muchos, y así perecieron muchos mercedarios. A Miguel de Cervantes fueron a redimirlo los mercedarios y los trinitarios a una cárcel de Argel. Una vez liberado escribió Don Quijote de la Mancha.

La Virgen de la Merced coronada con el Niño Jesús en brazos

Fue entonces, a partir del año 1259, cuando los padres mercedarios empezaron a difundir la devoción a Nuestra Señora de la Merced (o de las Mercedes), la cual se ha extendido por todo el mundo, calando profundamente en la localidad de Abánades en Guadalajara, durante muchos siglos lugar de intercambio de presos y rehenes.

Las fiestas patronales de Nuestra Señora de las Mercedes, de carácter más lúdico y abierto y dirigidas fundamentalmente a la gente joven, tienen lugar el primer fin de semana de agosto. Mientras que la Virgen de la Merced, como manda la tradición, se celebra el 24 de septiembre en Abánades de una manera más tradicional, religiosa e íntima.

Exterior de la ermita de Nuestra Señora de Las Mercedes de Abánades

Espacios Históricos de Abánades

ESPACIOS HISTÓRICOS DE ABÁNADES

Hoy en día, podemos viajar hasta Abánades y recorrer los escenarios de La Batalla Olvidada. Antaño fue un lugar de destrucción y de muerte; mientras que en la actualidad es un remanso de paz de singular belleza. Una experiencia única para disfrutar en soledad, con amigos o en familia.

Trincheras del Alto de la Casilla

Estos escenarios bélicos, hoy denominados «Espacios Históricos de Abánades», atesoran gran cantidad de restos arqueológicos de gran valor: trincheras, nidos de ametralladora, fortines, grafitos, asentamientos artilleros, blocaos, bunkers, refugios de campaña, depósitos de municiones, monumentos, lápidas, puestos de mando y de observación, que están en constante proceso de estudio, catalogación y conservación.

Textos grabados en piedra en Los Castillejos

De entre todos estos parajes interesantes de conocer para entender La Batalla Olvidada cabe destacar, por su excelente estado de conservación, un par de ellos. Por un lado, junto al pueblo, nos encontramos con la zona denominada «El Castillo». En este espacio histórico podrán descubrir un entorno fortificado de primera línea perteneciente al ejército franquista. A través de senderos recientemente rehabilitados, los visitantes seguirán los pasos de los soldados durante la batalla. Mientras dan un paseo, podrán descubrir las trincheras, refugios y fortificaciones que sirvieron de refugio a una generación de combatientes.

Gran nido de ametralladoras en Los Castillejos

A tres kilómetros del pueblo nos encontramos con las posiciones del Ejército Popular de la República. Se trata de un lugar llamado «Los Castillejos», de gran monumentalidad y bellas vistas, que también destaca por conservar un par de ejemplos de lo que hoy llamamos «Arte de Trinchera». Dos relieves esculpidos en piedra, un busto conmemorativo y un rostro femenino que representa a la República.

Refugio o puesto de mando en Los Castillejos

Si aun queremos saber más de La Batalla Olvidada, y disponemos de tiempo, podemos visitar el Vértice Cerro, la Enebrá Socarrá, el Alto de la Casilla, el Alto del Molino, el Rondal o la Nava, entre otros espacios históricos de gran interés en el término municipal de Abánades.

Miembros del Frente de Madrid durante una trinchera viviente en El Castillo

Consejos básicos para iniciarse en el MTB

CONSEJOS BÁSICOS PARA INICIARSE EN EL MTB

El MTB, siglas que corresponden a la disciplina Mountain Bike, nos permite hacer deporte y disfrutar de la naturaleza al mismo tiempo. Desplazarse en bicicleta por infinidad de parajes maravillosos hace que esta combinación de deporte y naturaleza sea una muy buena opción de ocio para mucha gente.

Como en todo deporte, deberemos observar unas reglas básicas para iniciarnos en el mismo. El material que vamos a usar, la seguridad en la práctica del deporte, y la localización y conocimiento del terreno son básicos a la hora de disfrutar del MTB.

Como primera recomendación, hablaremos de la bicicleta que debemos usar. No es necesario desembolsar grandes cantidades de dinero para iniciarse, la recomendación es ir adquiriendo el tipo de material necesario según sea nuestro nivel. Así pues, con una bicicleta de MTB para principiante, como las que tenemos en el Hotel Rural Los Ánades, ya podemos empezar a salir y probar esta actividad. Sería interesante probar siempre la bicicleta en terrenos fáciles y llanos primero y acostumbrarse un poco a ella antes de empezar con las salidas a los senderos o rutas más complicadas.

Bicicletas para principiantes a tu disposición en el Hotel Rural Los Ánades

Aparte de la bicicleta, debemos recordar y llevar con nosotros material de recambio que nos facilite la sustitución de alguna pieza que se pueda deteriorar, por ejemplo material para arreglo de los conocidos pinchazos, hinchador, multiherramienta, etc.

Como segunda regla básica, debemos hablar de la seguridad en la práctica del MTB. El casco es un elemento imprescindible, por lo tanto, aseguraos de llevarlo bien puesto y ajustado, ya que es nuestra protección número uno.

La elección y conocimiento de las rutas también es muy importante para andar seguros. Siempre es recomendable empezar con rutas fáciles e ir conociendo bien el terreno antes de realizar otras rutas más complejas.

Otro aspecto importante es la hidratación y la alimentación, debemos calcular bien el tiempo de ejercicio para ajustar las demandas de agua y comida. Siempre es mejor que te sobre, que no te falte, ya que nos podemos encontrar con la temida «pájara», donde nos flaquean las fuerzas y se nos hace muy complicado continuar con la ruta. Para ello debemos organizar la ingesta de alimentos de tal forma que siempre tengamos energía para continuar.

La última recomendación sería el conocimiento y localización de las rutas que realizamos. Hoy en día existen dispositivos GPS muy avanzados que nos permiten tanto realizar rutas guiadas, como transmitir nuestra localización durante la misma. Si no realizamos la actividad en grupo es muy recomendable comunicar qué ruta vamos a hacer y desplazarnos por zonas conocidas. En el Hotel Rural Los Ánades facilitamos un folleto en el que se recogen algunas sugerencias o rutas para realizar en Abánades y alrededores.

Una de las rutas que proponemos en nuestro folleto. Imagen por cortesía de Javier Igualador

El MTB se disfruta más en grupo y a la vez es más seguro, ya que en caso de imprevisto tenemos a más gente que nos puede ayudar. Lo mejor sería iniciarse con gente que conoce las rutas, tanto la distancia a recorrer como la dificultad de la misma. No hay que tener prisa en aumentar la dificultad de las rutas, se necesita tiempo para aprender bien los conceptos técnicos que nos ayudarán a disfrutar más de este deporte.

Por último, es importante también revisar las condiciones meteorológicas antes de salir, recordad que no somos profesionales y que si el tiempo no acompaña, es mejor dejarlo para otro día.

Un paseo por la historia

VISITA A «EL CASTILLO» DE LOS ESPACIOS HISTÓRICOS DE ABÁNADES

Distancia: 1,4 km (ida y vuelta)

Duración: 45’ (andando)

Dificultad: media-alta

Plano del parque arqueológico de «El Castillo»

Es un recorrido corto pero con cierta dificultad debido a la orografía del terreno con constantes subidas y bajadas. Merece la pena su visita por la proximidad al Hotel Rural Los Ánades y por su alto valor histórico. Si decidís subir con niños, os recomendamos no desviaros del camino trazado y acompañarlos cogidos de la mano en todo momento.

“El Castillo” es un parque arqueológico de gran valor histórico en proceso de catalogación y restauración. Por ello, cuando lo visitéis, os rogamos seáis respetuosos con el entorno, sigáis el recorrido trazado y respetéis la señalización.

Comenzamos el recorrido subiendo a la iglesia del pueblo donde veremos un gran panel informativo e inmediatamente carteles indicadores.

Panel informativo al inicio de la ruta

La importancia estratégica del enclave de “El Castillo” residía en su dominio del valle del Tajuña y el control de las vitales vías de comunicación. El pueblo quedó prácticamente destruido al finalizar la guerra, entre la línea republicana y nacional.

Como complemento a la línea de trincheras que circunda el cerro, podemos ver un impresionante parapeto de piedra que proporcionaba protección a los combatientes que lo ocupaban y, a su vez, una posición dominante desde la que poder disparar.

Unos metros antes podemos observar los restos de dos pozos de tirador, donde los soldados provistos con armas automáticas y granadas de mano, cubrían el frente y dificultaban los ataques del enemigo.

Como dramática anécdota, la cruz señala el lugar donde fue abatido un oficial del Ejercito Nacional por un francotirador del Ejercito Republicano, coloquialmente llamados «pacos». Posiblemente el disparo se realizó desde las posiciones de «El Rondal», donde hoy podemos ver instaladas unas antenas.

El brigada Augusto Gómez del Batallón de Gerona murió en este mismo lugar

A lo largo del primer tramo de nuestra visita a «El Castillo» apreciamos una sucesión de parapetos ubicados de forma escalonada y en zig-zag. Todos ellos dotados de mirillas de fusilería y nidos de ametralladoras (con su peculiar mirilla en forma de abanico) estratégicamente enclavados para cubrir las vías de comunicación.

De la misma forma y en la misma cantidad, hacia en interior del cerro, podemos ver los restos de varios refugios o abrigos. Éstos, casi siempre, eran obra de los mismos soldados de la posición y eran utilizados como habitáculo para descansar, dormir y resguardarse mientras no se efectuaban labores de vigilancia en los puestos mas adelantados.

Llegamos a la zona más espectacular del recorrido, por la gran concentración de restos y su buen estado de conservación. A la derecha podemos ver un nido de ametralladoras con un amplio control visual del valle del Tajuña. Dada su ubicación, de espaldas al frente, su función era prevenir que las tropas se vieran copadas por la retaguardia y proteger y cubrir también el relevo de soldados, la llegada de suministros y la evacuación de heridos.

Nido de ametralladoras

Dejando unos contrafuertes a la izquierda y subiendo por «Las Escalerillas de Franco», como la denominan los abanadienses, llegamos a la altura máxima del cerro, 1086 metros.
Aquí podemos intuir, a pesar de la erosión, las trincheras en zig-zag que comunican con un gran abrigo que, bien camuflado por su posición estratégica, debió ser un importante centro de observación.

Bajando por la escalera, inmediatamente a nuestra izquierda, nos encontramos con un parapeto para fusilería en perfecto estado de conservación. Solo le faltan los maderos y los sacos terreros que se utilizaban como techumbre.

Parapetos de piedra

Más adelante, después de dejar a nuestra izquierda varios parapetos de piedra, llegaremos a un mirador con barandillas de madera. Si nos asomamos, con mucho cuidado, veremos en el fondo del valle una gran mole de piedra con forma de tanque.

Después de este descubrimiento tan singular y siguiendo las indicaciones físicas, se regresa por la vereda del río Tajuña hasta el Hotel Rural Los Ánades. Os recomendamos complementar esta ruta con una relajante y enriquecedora visita al Museo Histórico Municipal.

Sendero de regreso al hotel

Bases II Certamen Fotográfico “Un hotel para soñar”

COMPARTE TUS MEJORES MOMENTOS CON NOSOTROS

Debido al éxito de participación del primer certamen fotográfico hemos decidido lanzar una segunda convocatoria con el eslogan asociado: “un hotel para soñar”. El plazo de presentación de fotografías comenzará el próximo 1 de mayo y finalizará el 15 de septiembre de 2019.

Al igual que en el certamen anterior, se han establecido tres categorías con un primer premio para cada una de ellas consistente en un gran lote de productos típicos del Alto Tajuña. La novedad es el gran premio especial que se le ha asignado a la nueva categoría “Selfies” que sustituye a la categoría “Huéspedes del hotel”.

Sabemos que llevas un artista dentro así que anímate y comparte tus mejores momentos con nosotros. Recordarte que es condición sine qua non para participar en el concurso hospedarse en el Hotel Rural Los Ánades, como mínimo, una noche. Puedes consultar las bases íntegras a continuación en esta misma entrada.

Comparte tus mejores momentos con nosotros

Bases II Certamen Fotográfico “Un hotel para soñar”

1.- Participantes.

Dirigido a todos los huéspedes que se alojen en el Hotel Rural Los Ánades (Hotel, Lofts y Casas Rurales). Podrán participar personas de cualquier nacionalidad independientemente de que sean profesionales o aficionados. Quedan excluidos los miembros del jurado.

1.1- Se podrá usar cualquier dispositivo de captación de imágenes (cámaras, teléfonos, tablets, etc.)

2.- Temática.

La imágenes presentadas a concurso, deben estar ubicadas en Abánades y haber sido realizadas durante la estancia en el alojamiento. Fotografías que transmitan experiencias vividas en el alojamiento, realizando una actividad, disfrutando del entorno, de la gastronomía. En definitiva, fotografías con vida. La organización se reserva el derecho de aceptar las fotografías presentadas a concurso, si no se ajustan a las condiciones establecidas.

2.2- Categorías

Rincones del hotel: esta categoría contempla cualquier detalle (incluida la gastronomía), vista general o visión personal de los exteriores o interiores del hotel.

Entorno del hotel: esta categoría contempla la arquitectura del pueblo de Abánades, paisajes dentro del termino municipal de Abánades y detalles de fauna y flora que los participantes consideren, siempre que estén realizados y sea posible su identificación en Abánades.

*Selfies: esta categoría contempla personas hospedadas en el hotel en momentos de relax, ocio, alegría, sorpresa, junto a sus mascotas, etc.

*En esta categoría es imprescindible presentar la cesión de derechos de imagen para poder ser publicadas en redes sociales.

3.- Obra

Cada fotógrafo participante presentará un reportaje de 3 fotografías mínimo y 5 fotografías como máximo.

4.- Como participar

Condición sine qua non para participar en el concurso es hospedarse en el Hotel Rural Los Ánades, como mínimo, una noche

Los fotógrafos participantes tendrán que inscribirse en el Hotel Rural Los Ánades (Guadalajara) durante su estancia rellenando el documento acreditativo para la participación.

Los fotógrafos participantes podrán mantenerse informados en:

Facebook: https://www.facebook.com/Hotel.Rural.Los.Anades/

Email: administracion@losanades.com

 5.- Envío.

Los reportajes deberán ser remitidos en formato digital a administracion@losanades.com antes del 16 de septiembre de 2019. Indicándose el nombre y el mail de contacto. El envió del material deberá tener las siguientes características:

A.- Las fotografías (entre 3 y 5) deberán ser nombradas con el nombre y apellidos de quien realizo la reserva de la estancia y el nombre del autor si fuese un acompañante y numeradas y/o nombradas en el orden que el concursante considere adecuado.

B.- El formato para la visualización por parte del jurado ha de ser .jpg, con un tamaño de 1024 por su lado más grande y 700 kb.

6.- Duración.

El concurso estará abierto desde el 1 de mayo de 2019 hasta el 15 de septiembre de 2019. Posteriormente un jurado profesional seleccionará y fallará el premio.

7.- El fallo.

El fallo del concurso se hará público durante la tercera semana de septiembre a través de nuestro Blog, Facebook, Twitter e Instagram.

Con anterioridad, se comunicará individualmente al premiado del fallo del concurso. Este fallo será inapelable.

8.- Premios

Categorías “rincones del hotel” y “entorno del hotel»: un primer premio a la mejor fotografía, de ambas categorías, consistente en un gran lote de productos típicos del Alto Tajuña y un diploma acreditativo.

Categoría “selfies”: un primer premio a la mejor fotografía consistente en una estancia de una noche, en régimen de alojamiento y desayuno a la carta en habitación doble estándar para 2 personas (de domingo a jueves), en el Hotel Rural Los Ánades, un gran lote de productos típicos del Alto Tajuña y un diploma acreditativo.

9.- Cesión de derechos de uso y reproducción.

Las fotografías podrán ser utilizadas en las diferentes plataformas de difusión de la organización, con el objetivo de promocionar el concurso.

La participación en el concurso implica la aceptación por parte del autor de que las fotos enviadas sean incluidas en los archivos del Hotel Rural Los Ánades, pudiendo realizar el hotel una exposición virtual en su página de Facebook, citando al autor de las mismas y siempre que sea sin fines lucrativos. La organización presupone que el fotógrafo tiene la autorización y/o permiso de las personas que aparecen en los trabajos presentados, recayendo sobre el autor toda responsabilidad relacionada con el derecho a la intimidad. El autor/a de las obra premiada cederá los derechos de uso al Hotel Rural Los Ánades.

10.- Aceptación de las Bases.

La participación en el concurso implica la aceptación de todas y cada una de las bases del mismo. La organización queda facultada para resolver cualquier contingencia no prevista en las Bases.

Para cualquier duda, dirigirse al correo electrónico: administracion@losanades.com