Delicioso Ritual

Espacio de Agua del Hotel Rural & Spa Los Ánades
ENVOLTURA DE CHOCOLATE

Se trata de un ritual corporal que está diseñado para aplicarse, en función de las necesidades de cada persona, en abdominales, espalda, piernas, brazos y el área de la barbilla o en todas ellas a la vez. El lugar elegido por nuestro experto para llevar a cabo este tratamiento natural es el Espacio de Agua.

Entre los múltiples beneficios que lo hacen único, destacar que relaja el sistema nervioso, tonifica el cuerpo, mejora la circulación de la sangre, elimina la celulitis, desintoxica el organismo, moviliza las grasas para que puedan ser eliminadas naturalmente y deja la piel revitalizada, hidratada y remineralizada.

PROCESO

1.- El proceso comienza con una exfoliación corporal a base de sal de lavanda y flor de sal de manantial. Mediante un suave masaje retiramos, por arrastre y de forma natural, las células muertas de la capa más externa de la piel.

Detalle de la exfoliación corporal en piernas

2.- Después procedemos a una sauna húmeda o baño turco para hidratar la piel ya saneada por la exfoliación, abriendo bien los poros, con el objetivo final de facilitar la penetración del chocolate en el interior de la dermis.

Sauna húmeda o baño turco en el Espacio de Agua

3.- Tras la exfoliación y la sauna, la piel ya está preparada para el peeling de chocolate puro que aplicaremos con un suave masaje y con una brocha por todo el cuerpo.

Chocolate puro sobre la piel
Relajante masaje en ambas piernas

4.- Por último, envolvemos el cuerpo con un plástico impermeable entre 20 y 40 minutos para que el cuerpo sude y elimine toxinas a través de la dermis mientras el calor ayuda a potenciar los numerosos beneficios del chocolate.

Nuestro experto en terapias naturales procede a la envoltura

5.- Retiramos la envoltura, eliminamos el chocolate con una ducha de agua tibia y finalizamos la experiencia con un masaje drenante a base de aceites aromáticos de almendras y esencia de flor de lavanda de Guadalajara.

BENEFICIOS

La envoltura de cacao actúa relajando el sistema nervioso, gracias a antioxidantes como la teobromina, el tanino y los polifenoles.

Sus componentes provocan una acción vasodilatadora que mejora la circulación, deshaciendo los consecuentes nódulos de grasa y resultando un efecto anticelulítico.

Contiene varios ingredientes como magnesio, zinc, calcio, vitaminas B, A y E que ayudan a hidratar, nutrir, tonificar y revitalizar el cuerpo.

Para finalizar, decirte que la envoltura de chocolate puro que te ofrecemos en el Hotel Rural & Spa Los Ánades es un delicioso mimo para tu cuerpo.

Cartel promocional de las envolturas corporales

Aunque nuestra carta de masajes y tratamientos está publicada en este mismo blog, puedes obtener una información más detallada contactando con la señorita Mayte García Vilches, llamando al teléfono 608 72 05 18 o escribiendo al correo electrónico reservas@losanades.com

La Hoguera de Nochebuena

Detalle de la Hoguera de Nochebuena en Abánades (Guadalajara).
TRADICIÓN MILENARIA

El fuego siempre ha fascinado al ser humano por su belleza y como elemento purificador. La hoguera de Nochebuena es una tradición cuyos orígenes verdaderos se remontan al descubrimiento del fuego. Al principio de los tiempos se trataba de un fuego ritual para celebrar el solsticio de invierno.

La Hoguera de Nochebuena en Abánades (Guadalajara). Fotografía de Alicia Vicente de Mingo.

En la península ibérica, las hogueras de Nochebuena son originarias del norte de Portugal y de Castilla y León. Más tarde, en el siglo IX, fueron implantándose sucesivamente en las tierras arrebatadas a los musulmanes y ocupadas por el noble burgalés Don Gonzalo Núñez de Lara, fundador de las villas de Lara-Nueva y de Abánades.

Castillo románico de La Torresaviñan. Situado en la línea fronteriza entre los reinos cristianos y musulmanes.

Las tierras de la, por entonces, llamada Extremadura Castellana (Guadalajara), fueron ocupadas por campesinos vizcaínos y burgaleses que, procedentes de sus dominios, perpetuaron esta tradición.

Iglesia románica de San Pedro en Abánades (Guadalajara).

Al igual que ocurría en sus orígenes en las Hogueras de San Juan de Alicante o las Fallas de Valencia, los vecinos de Abánades, durante los meses previos a la mágica noche, van guardando y amontonando maderas, cepellones e incluso muebles viejos ya inservibles.

Detalle de la Hoguera de Nochebuena en Abánades (Guadalajara).

Hoy en día, vecinos y visitantes se congregan junto al fuego purificador, sin sufrir los rigores del frío serrano, para intercambiar felicitaciones y cantar villancicos, y de esta manera recibir el “nacimiento del Niño Jesús” en un rito ancestral de origen tan antiguo y desconocido como misterioso. 

Cruz medieval (posiblemente de la Orden de Calatrava) en las proximidades de la Iglesia románica de San Pedro.